29 junio 2019

De la A a la Z #22: Letra W.

¡Hola a todos! A penas quedan 3 entradas más para acabar esta sección, y aunque llevo varias quejándome de que quiero acabarla, la verdad es que me da pena terminarla... Sobretodo porque tengo que ponerme a buscar alguna otra sección para añadir al blog, y como tengo mil reseñas pendientes, me da un poco de pereza.
Además, para mi sorpresa, una letra que puede parecer difícil a primera vista como la W ha resultado bastante sencilla y solamente me he quedado un poco pillada en uno de los apartados.

¡Allá vamos!

ESCRITOR: WHITNEY G.
Mirad, no voy a mentiros, no he sido capaz de encontrar una foto de la autora. He visto algunas, pero muy difuminadas, así que os dejo la portada de uno de sus libros.
Escribe novela romántica-erótica. Además de Turbulencias, he leído Carter y Arizona y dos libros más de ella. En general me han gustado, y aunque a simple vista puedan parecer diferentes, lo cierto es que son todos iguales. Y es cierto que innovar en este género es difícil, pero de ahí a que todos tengan el mismo patrón... Leyendo el último de la autora me aburrí un poco, así que dudo que vuelva a leerla.

LIBRO: WILL GRAYSON, WILL GRAYSON.
En su época leí cuatro libros de John Green, y cada cual que leí me gustaba menos que el anterior. No es ningún secreto que no me gusta lo que escribe, y menos todavía lo que transmite con sus libros. Y David Levithan es otro autor con el que tengo una relación de amor-odio, teniendo libro que me encantaron pero otros que los abandoné de lo malo que me parecieron.
Este libro en específico me gustó por un personaje, y me aburrió por el otro. Los capítulos pares es de un Will escrito por un autor, y los impares del otro Will con el otro autor.

PELÍCULA: WALL-E.
Me acuerdo que no vi esta película en el cine porque me daba miedo el trailer, y cuando en un cumpleaños en casa de una amiga de la infancia me obligaron a verla me quedé con un sabor de boca bastante amargo.
Lo cierto es que me gustó, a rasgos generales, pero al mismo tiempo no. Me encanta el mensaje que transmite sobre el medio ambiente, pero no me gustó la trama y me aburrieron muchísimo los personajes.
Quizás si la viera ahora, diez años después de la única vez que la vi, me gustaría más; pero me da bastante pereza y no creo que lo llegue a hacer.

CANCIÓN: WE DON'T BELIEVE WHAT'S ON TV - TWENTY ONE PILOT.

Twenty One Pilots es una banda que me encanta, y con su disco Blurryface me ganaron totalmente. Esta canción en específico es We don't believe what's on TV, lo que viniera siendo "No creemos en lo que hay en la televisión".
La canción es una crítica que habla de como no nos interesa la prensa rosa, sino que queremos que nos cuenten la verdad. No nos interesa si una celebrity se cambia el color del pelo, sino de los cambios políticos que nos afectan a todos y los encubren en otras noticias sensacionalistas.

BLOG: WORDS OF BOOKS.
Este apartado ha sido super fácil de hacer, porque literalmente solo sigo a un blog con esta letra. Así que aquí tenéis a Words of books, un blog que aunque lleva un par de meses con poca actividad, lo cierto es que tiene una apariencia preciosa. Es de los típicos blogs que entras por su diseño y te quedas por el contenido. Para mí destaca en sus reseñas de fantasía, ya que es un género que lee mucho y se le nota que disfruta cuando habla de esos libros.

SERIE: WINX CLUB.
He buscado expresamente una foto de ellas en la tercera temporada porque cualquier fan de la serie sabe que el Enchantix fue la mejor transformación que nos han podido dar. Después de la cuarta temporada todo se va de madre y para mí pierde bastante. Y ya a partir de la sexta temporada dejé de verla porque era una y otra vez lo mismo y con un cambio de dibujo horrible. Las primeras temporadas tenían originalidad, pero después fue un calco tras otro.

25 junio 2019

Reseña #115: El odio que das, de Angie Thomas.

Título: El odio que das.

Autor: Angie Thomas.

Editorial: Gran Travesía.

Páginas: 465.

Saga: No.

Formato: Digital.

Starr es una chica de dieciséis años de edad que viven entre dos mundos: un barrio pobre de gente negra donde nació, y su instituto situado en un elegante barrio residencial blanco. El difícil equilibrio entre ambos se hace añicos cuando ella se convierte en testigo de la muerte a tiros de su mejor amigo, Khalil, a manos de un policía. A partir de ese momento, todo lo que Starr diga acerca de la aterradora noche que cambió su vida podrá ser usado de excusa por uno y como armas por otros. Y lo peor de todo es que ambos bandos esperan que dé un paso en falso para poner fin a su vida.

OPINIÓN PERSONAL:

Llevo leyendo sobre este libro años, y con cada reseña que leía, estaba segura de que sería una lectura que me encantaría. Por fin, y tras retrasarla un montón, me he animado al haber salido como LC en Érase un club de lectura. Sin duda, creo que es una lectura muy necesaria, sobretodo para las personas que no formamos parte de las minorías, para ver como es la realidad. Porque por mucho que pensemos que somos tolerantes, siempre hay cosas que mejorar a la hora de tener una sociedad igualitaria y sin estereotipos. El tema principal, por supuesto, es el racismo, y nos lo muestra a través de la desigualdad en la justicia de Estados Unidos y con el caso de un adolescente desarmado muerto a manos de un policía blanco. Aunque la autora se las ha apañado para incluir temas como los traumas, la lucha, la supervivencia, la importancia de la verdadera amistad o lo fuerte que puede llegar a ser una familia unida para hacer esta lectura todavía más intensa.


Comenzamos con Starr, una chica que viene de un barrio pobre pero que gracias a los esfuerzos de sus padres va a un instituto de una barrio rico. Nuestra protagonista se enfrente con su primera dualidad aquí, ya que no puede ser la misma persona en ambos sitios y con las diferentes personas, así que termina creando dos personalidades dentro de ella misma que la van consumiendo. Pero un día, después de que una fiesta en su barrio saliera mal, es testigo de como matan al que fuera su mejor amigo en la infancia enfrente de sus propios ojos. Starr sabe que decir que ella es la testigo es peligroso tanto para ella como para toda su familia, pero también sabe que mantenerse callada es igual de malo.  La historia me ha impactado, porque no solo te lo cuenta sin tabues, sino que te la cuenta de una manera que te deja marcado. Supongo que las personas que hayan leído el libro coincidirán conmigo en que por muchos años que pasen, seguiremos recordando esta novela.

El personaje de Starr, nuestra protagonista, es simplemente fantástico. Y aunque remarcaré otros aspectos de ella, para mí lo más importante es que tiene 16 años y además aparenta 16 años. Muchas veces tenemos personajes adolescentes con mentalidades de personas de 30 años; pero en esta ocasión se me hizo muy real y coherente su forma de pensar con la edad que proyecta. Al principio está muy indecisa sobre todo lo que debe o tiene que hacer, se incluso se plantea no hacer nada, pero entiende que no hacer nada no es una opción en esta ocasión, y va creando una opinión conforme va pasando la novela. Además, es indiscutible que es un personaje con voz, y que cuando dice algo con seguridad la gente se para a escucharla, otra cosa es que quieran oírla o hacer oídos sordos a sus palabras. Y sin duda tiene una evolución: la Starr que conocemos antes de la muerte de Khalil no es la Starr con la que acabamos la novela. Al igual que pasa con Seven, su hermanastro; DeVante, un adolescente que se introduce en la trama; Kenya, la hermanastra de Seven, o incluso con sus padres. Ver hasta evolución en los padres es algo que plasma lo mucho que cambian sus vidas tras este acontecimiento y todo lo que conlleva.

También tenemos otros personajes como Chris, Maya o Hailey, tres compañeros suyos de clase, ricos y, en dos de los casos, también blancos. Aquí, y con los personajes del barrio de Starr, hemos podido ver los dos bandos y como no todo es blanco o negro. Como un blanco puede ser bueno o malo, y como pasa lo mismo con un negro. Como el hecho de ser buena o mala persona no viene definido por tu color de piel y como muchas veces en los barrios más desfavorecidos, ni siquiera tienes la opción para elegir, o simplemente no eres consciente de como estás haciendo mal las cosas, pero aun así no admites un opinión y sigues en tu espiral de ignorancia.

Otro punto fuerte de la novela es el activismo. Muestra como luchan por sus derechos y por ser libres, y como muchas veces no quieren crear polémicos contra la policía, pero están tan hartos de lo que les ha tocado vivir, que les hierve la sangre hasta decir basta. Y sobretodo, lo más importante de este libro, es que en ningún momento podemos olvidar que Khalil existió. Como Khalil es cada persona negra que matan por su color de piel. Como Khalil son decenas de casos alrededor del mundo. No hay que cerrar los ojos ante casos así, y mucho menos creer que esto es ficción. Esto pasa, y por desgracia, muchas más veces de las que tenemos constancia.

El odio que das es una novela necesaria y que incluso me atrevería a decir que debería de ser de lectura obligatoria. Desmonta las generalizaciones raciales, lucha contra las injusticias y nos habla de la desigualdad. Y nos recuerda que la lucha por los derechos de todos va más allá de una cuestión de racismo.

5/5

19 junio 2019

Reseña #114: Amos y Mazmorras 1-8, de Lena Valenti.

Título: Amos y Mazmorras.

Autor: Lena Valenti.

Editorial: Editorial Vanir.

Páginas: Cada libro varía, pero suelen estar sobre las 300 páginas.

Saga: Sí, Amos y Mazmorras, del libro 1 al 8.

Formato: Digital.

(sinopsis del primer libro, para evitar cualquier spoiler del resto)

Cleo Connelly siempre quiso ser como su hermana Leslie. 

Por eso, cuando decidió trabajar para la Ley, Cleo la siguió y se esforzó siempre por llegar a su nivel. Pero solo Leslie fue aceptada en el FBI, mientras que Cleo tuvo que conformarse con patrullar su ciudad natal: Nueva Orleans.


Ahora, Leslie ha desaparecido. El subdirector del departamento del FBI ha visitado a Cleo para pedirle que les ayude y colabore en su misión rescate, puesto que necesitan un perfil parecido al de su hermana. La joven policía, llevada por el miedo y la desesperación, accederá a hacerlo antes de entender en qué tipo de misión estaba Leslie metida: ¿Un Rol llamado Dragones y mazmorras DS? ¿Diseño de drogas afordisíacas? ¿BDSM? ¿Red de trata de personas? ¡¡¿¿BDSM?!! Si antes le hubieran explicado que tendrían que instruírla para hacerla pasar por sumisa, puede que la respuesta fuera otra… ¿Sumisa? ¡¿Ella?! ¡Pero si su resistencia al dolor era nula y pegaba a la que le hacía las manicuras! ¿Cómo iba a hacerse pasar por…? Maldita sea. Por supuesto que sí. Por su hermana haría cualquier cosa. Un momento… ¿Había dicho el inspector que su “master” iba a ser Lion? ¡¡¿¿Lion Romano??!! ¡Lo retiraba!

El atractivo y arisco Lion Romano está devastado por la muerte de su mejor amigo Clint, encontrado muerto mientras trabajaba de encubierto en la misión de la trata de blancas en la que se hallaba inmerso junto con Leslie Connelly, una de las mejores agentes del FBI, cuyo paradero se hallaba desconocido. Lion hará lo posible por recuperar a Leslie, y si para ello debe infiltrarse en el rol de BDSM con la sexy, inconsciente y descarada de su hermana Cleo, el sacrificio merecería la pena. Lo que nadie sabía era que someter e instruir a Cleo en el arte de la dominación y la sumisión, era algo que deseaba hacer desde que la joven cumplió su mayoría de edad. 

Ambos se enrolarán en una aventura llena de peligro y sensualidad, crudeza y crueldad, en la que las fustas y los látigos marcan la realidad y el día a día. 
Una poli con vocación de agente especial que no se cree sumisa está a punto de conocer al AMO que está destinado a someterla.
¿Lograrán salvar a Leslie antes de que se maten entre ellos? 
¿El trabajo se puede mezclar con el placer? 
Los juegos están servidos: los dragones salen de sus mazmorras.

OPINIÓN PERSONAL:

Madre mía, lo primero disculparme porque hace mes y medio que no he tocado el blog. Y no solo mi blog, sino que no he estado activa en los de los demás tampoco. He estado liadísima con temas familiares y los exámenes finales de la universidad (que he aprobado todas las asignaturas yupi, yupi) y estoy que me desbordo de la felicidad, ya que los que lleváis por aquí desde el año pasado sabréis que primero no me fue exactamente muy bien y me desmotivé bastante. Pero ahora vengo con las fuerzas a tope para crear nuevo contenido y ponerme al día con todo el mundo. ¡Ya está aquí el verano!

Respecto a la reseña de hoy, durante el mes de mayo he estado leyendo los libros de la saga de Amos y Mazmorras de Lena Valenti, y me han sorprendido tanto (para bien) que me ha apetecido contaros un poco de forma general que me ha parecido. Probablemente vaya muy tarde, porque me da la sensación de que todo el mundo que lee erótica ya los ha leído, pero bueno. No voy a hacer ningún spoiler de la saga, así que tanto si lo habéis leído como si no estáis más que invitados a continuar leyendo. Iré comentándolos de dos en dos, ya que es una saga compuesta por bilogías con protagonistas individuales, aunque al mismo tiempo todos los personajes están conectados entre ellos.

En la primera bilogía nos encontramos con Cleo y Lion. Esta pareja fue de mis favoritas, porque me dio la sensación de que se despertaban sentimientos ocultos por ambas partes. Las dinámicas de ambos hacían que no quisiera dejar de leer y ver como evolucionaban como pareja me entretuvo bastante. Además, después de haber leído bastantes libros eróticos me esperaba algo del montón que no me enseñara nada nuevo; pero ha sido todo lo contrario. Me he encontrado con cosas que nunca había leído con tanta descripción y me ha encantado. Las personas que leemos estas novelas a veces no es ni siquiera por el morbo, sino por conocer cosas diferentes y estilos de vida, y estos libros me han enseñado un montón.

De la segunda bilogía destacaría la relación entre los protagonistas. No voy a decir nombres, porque quizás a algunas personas les molestaría, pero leyendo la bilogía vas viendo quienes son los protagonistas de las siguientes bilogías. En este caso, la relación de confianza que hay entre ambos me abrumó. Pero no una confianza ciega, sino una confianza a nivel de saber que cualquier decisión que tome uno frente al otro es para su bienestar máximo y en ningún momento tomarán decisiones que afecten negativamente a la vida del contrario. Además, he sentido también un arco de redención por parte del protagonista masculino que era muy necesario por su trayectoria en la vida y que creo que ha sido el elemento perfecto para completar esta bilogía y forjar la relación.

Respecto a la tercera bilogía, quizás fue la que menos me gustó de todas, pero aún así me agradó su lectura. Es la más diferente, ya no solo porque la relación entre los protagonistas es diferente, sino porque nos tenemos que remontar mucho en el tiempo para conocer la historia completa y me aburrí un pelín leyendo su historia. Aun así, la evolución de los personajes es increíble y el personaje masculino es posiblemente el que más risas me ha sacado durante esta saga. Aunque también es muy cabezota, y por la situación que le tocó vivir lo comprendo, pero llegó un momento en el que me sulfuraba leyéndole.

Y por último, en la cuarta bilogía me he encontrado con muchas sorpresas respecto a la pareja principal. Simplemente, me ha parecido una maravilla. Aquí las líneas entre el dominante y el sumiso en la pareja se desdibujan con tanta facilidad que se demuestra que el amor romántica entre ellos está por encima de los gusto sexuales que puedan tener. Como ambos dan su brazo a torcer para que funcione la relación, a pesar de todos los altibajos que hay entre ellos y la historia que llevan a sus espaldas.

Aclarar que no todos los libros tienen el mismo peso de BDSM. Para mí la primera y la cuarta bilogía son las que tienen más escenas, y la segunda y tercera se centra algo más en los personajes. Aun así, todos tienen un peso bastante grande y son la base central de los libros, por lo que si no te agrada este contenido, no son libros que crea que puedas llegar a disfrutar. Pero al mismo tiempo, si te gusta la parte erótica de la saga, que sepas que además tienen una historia fuera de ello y una trama que completa las novelas.

Amos y Mazmorras es una saga muy completa. Tenemos la parte del BDSM muy bien descrita y con la cantidad justa para que no se haga pesada dentro de una novela erótica; unos personajes que son muy diferentes entre ellos pero que se complementan a la perfección; y una trama personal de cada uno de ellos que adorna las novelas para que estén muy bien equilibradas.


4/5