10 abril 2016

¡Wrap Up #2: Febrero y Marzo 2016!

¡Hola a todos! Acabamos de empezar abril, y que mejor forma de hacerlo que haciendo un pequeño resumen de mis lecturas en el mes de febrero y marzo. Meses que he juntado ya que en Febrero, aunque leí ocho libros, son todos de sagas y se iba a hacer algo pesado.

En Febrero leí:





Saga Lux #3: Opal (4/5): Reseña.
Saga Lux #4: Origin (5/5): Reseña.



Vampire Academy #1: Vampire Academy (5/5): Reseña.
Vampire Academy #2: Sangre azul (5/5): Próximamente.
Vampire Academy #3: Bendecida por la sombra (5/5): Próximamente.
Vampire Academy #4: Promesa de sangre (5/5): Próximamente.
Vampire Academy #5: Deuda de espíritu (5/5): Próximamente.
Vampire Academy #6: Sacrificio de sangre (5/5): Próximamente.

----------------------------------------------------------------------------------------------



Más tarde, en Marzo leí:


Te daría el mundo (4/5): Reseña.
Opposition (Saga Lux #5) (4/5): Reseña.


Will Grayson Will Grayson (3/5): Reseña.



Divergente #3: Leal (3/5): Reseña.
Divergente #0.5: Cuatro (5/5): Reseña.



Piedras Preciosas #1: Rubí (4/5): Reseña.
Piedras Preciosas #2: Zafiro (4/5): Reseña.
Piedras Preciosas #3: Esmeralda (4/5): Reseña.

09 abril 2016

Reseña #13: Te daría el mundo, de Jandy Nelson.


Título: Te daría el mundo.

Autor: Jandy Nelson.

Editorial: Alfaguara.

Páginas: 409.

Saga: No, autoconclusivo.

Formato: Tapa blanda con solapas.

Noah y Jude son inseparables, dos hermanos absolutamente diferentes que se enfrentan al mundo juntos, complementándose. Con trece años, el solitario Noah dibuja sin parar, es un genio del arte y se ha enamorado en secreto de su carismático vecino. Con trece años, la atrevida Jude se lanza desde altísimos acantilados para experimentar el subidón de adrenalina, lleva pintalabios muy llamativos y habla por los codos. Pero tres años después, Jude y Noah casi no se hablan. Algo ha ocurrido entre ellos que ha roto a los mellizos de formas diferentes y dramáticas… Hasta que un día la vida de Jude cambia cuando conoce a un chico guapo, frágil y arrogante… y a alguien más, una nueva fuerza aún más impredecible, y ligada a su pasado de forma inevitable.

OPINIÓN PERSONAL:


Este es un libro que la gente no puede perderse. Tanto la trama, como los personajes, como lo que trasmite es tan arrollador que la lectura es adictiva.

Te daría el mundo nos cuenta la historia de un par de mellizos, Jude y Noah, que hasta sus trece años eran inseparables. Lo hacían todo juntos, les gustaba el arte y creían que tendrían apoyo el uno en el otro para toda la eternidad. Ellos se sentían como uno solo, como si fueran la mitad de una persona completa. Sin embargo, algo pasa de repente y hace que se distancien, que se vuelvan dos personas completamente diferentes. Después de ese incidente, Jude y Noah van a dejar de hablarse prácticamente y se convertirán en extraños. 

La cantidad de temas que trata este libro es abrumador: del amor, conflictos internos, los engaños, el autodescubrimiento, la aceptación personal... El que uno de los protagonistas sea homosexual es un toque que hace al libro aún más original de lo que ya era.

Pasemos a hablar de los personajes. Noah es un chico completamente adorable, y yo me enamoré de él desde el mismo momento en el que lo conocí (aunque no tendría ninguna posibilidad con él...). Vemos como tiene un cambio radical de personalidad desde los capítulos narrados por él, cuando ambos tienen 13 y 14 años; hasta los capítulos narrados por su hermana Jude, cuando tienen 16 años. Y ahora hablando de ella, Jude al principio es la típica chica que necesita llamar la atención de alguna forma y pasa al modo chica mala y que desobedece a sus padres. Pero algo pasa, y cambia drásticamente a una que casi no tiene vida social. Los dos hermanos tienen venas artística, pero cada uno la expresa de una manera distinta. Él con el dibujo y ella con la escultura.

Los demás personajes, como los padres o los amigos que hacen ambos hermanos, son igualmente impresionantes y redondos. Jandy Nelson consigue crear una novela súper completa. Te identificas en muchas ocasiones con los personajes y llegas a empatizar con ellos numerosas veces.

Lo único que para mi no era "bueno", ha sido la prosa. Pero no porque fuera mala, todo lo contrario, casi podría considerarse una obra de arte por la forma de narrar. Si no porque tuve problemas con los tiempos verbales. No me gustan los presentes a la hora de leer, por lo que había partes que no me atrapaban o necesitaba leerlas varias veces para entrar en la historia completamente.

En resumen, una historia arrolladora y llena de valores. Una vez que empiezas a a leerla no puedes parar, es adictiva.

4/5